"Cierren los bares, no las escuelas", dijo el epidemiológo más prestigioso de EE.UU.

"Cierren los bares, no las escuelas", dijo el epidemiológo más prestigioso de EE.UU.