OPINIÓN, “Tope horario”: ¿BUSCAN ACORTAR LAS PREVIAS O HACER MAS DINERO?

OPINIÓN, “Tope horario”: ¿BUSCAN ACORTAR LAS PREVIAS O HACER MAS DINERO?

Esta semana se empezó a hornear en la ciudad papal (San Francisco) un proyecto de ordenanza que buscara limitar el horario de ingreso a boliches y pubs de la ciudad con el objetivo de "desalentar las previas" en domicilios privados. Esta ordenanza cuenta por supuesto con todo el apoyo “noble” de los empresarios de la noche, que claro, tendrán más tiempo a los jóvenes adentro de sus locales, así pueden despojar a estos hasta del último centavo.

El secretario de Gobierno, Gustavo Piscitello sin mucho argumento explicó que el principal objetivo del proyecto es "desalentar las previas" en domicilios particulares. Parece ser que el secretario no sabe mucho de la noche, pues también hay algo que se llama “AFTER” (Después) donde, se sigue tomando como si nada, es decir, si la idea del proyecto es desalentar el consumo de alcohol, este tiene falencias enormes y hay una clara animosidad de tener a los chicos adentro de los locales, para que como dijimos arriba, gasten más, es toda una ironía que se quiera curar la enfermedad con la bacteria que genera la misma.

A decir verdad, este proyecto es tan berreta como la tesis que lo quiere dejar como la salvación juvenil, ante el gran flagelo de las previas. Personas grandes empleando fallos sobre materias que desconocen, sin tener en cuenta que el factor 1 de la creación de LAS PREVIAS, es el precio desvergonzado que los empresarios de la noche ponen a libre juicio en sus locales, motivo por el cual los jóvenes deben buscar salida a su pequeño bolsillo.

Lo más deplorable de todo este circo, es que este ha sido el único portal de información que no repitió lo del resto y planteo nuevamente la verdad que todos callan, no aportando a una propaganda barata y un proyecto carente de toda cordura, ya que los chicos seguirán tomando, antes y después.

Esta intención no conseguirá nada y su efecto será el contrario, ya que las previas se extenderán y las fiestas privadas crecerán, porque la festividad bolichera contemporánea tiene un horario de salida que oscila entre las 3:30 y 4:30 de la mañana. El ajuste no discrimina y hoy, los boliches también pierden, pero claro, siempre hay un precepto que puede disfrazarse de oveja y seguir comiendo como lobo.