SAN FRANCISCO: SE COMPLICA EL ABASTEIMIENTO DE COMBUSTIBLE.

SAN FRANCISCO: SE COMPLICA EL ABASTEIMIENTO DE COMBUSTIBLE.

Ir a cargar combustible se puede convertir en una odisea y no hace falta ir a las estaciones de servicio que atienden principalmente camiones.

En San Francisco, muchas playas lucen conos color naranja alertando a los consumidores que no hay más para cargar.

Mientras las filas se hacen densas, algunos llegan con bidones para llevar "un poco más" y no quedarse sin.

Para los propietarios de las estaciones, la situación es complicada pero además desesperante e incierta. Y eso no es todo. También alertan por posible faltante de GNC.

Aunque terminó "la temporada alta" de cosecha, el verdadero problema es el valor del combustible que, para las petroleras, sigue retrasada.

Con palabras de los propietarios de estaciones de servicio en San Francisco, "La situación es complicada, desesperante e incierta. Este problema existe desde hace meses y mucho más grave de lo que la gente piensa".

"Hay días que no hay determinados productos hasta que envían desde distintas plantas de las petroleras".

Sobre el consumo, "la gente está asustada y hace fila para cargar y es entendible porque tiene que salir de viaje o moverse y no tienen producto, pero además ven que vehículo utilizar".

Con cupo

De acuerdo a lo comentado a, "falta combustible porque las empresas no entregan. Las petroleras bajaron los cupos que corresponden y nos vemos perjudicados todos por todos tenemos mucha demanda".

Referido a los cupos, según pudo saber este diario, corresponde al año anterior y en este caso, al haber estado en pandemia, la provisión fue menor y eso afecta la actual situación de los consumidores. "El cupo se da de acuerdo al año anterior y para esta fecha estábamos en pandemia cuando la gente casi no salía. Hoy, la situación es otra y necesitamos más productos para vender".

La situación del GNC

La situación del GNC no se aleja de la crisis energética. Las estaciones de la ciudad tienen contrato de abastecimiento hasta septiembre. "Desde este mes en adelante no se sabe que va a pasar porque llegando el momento de firmar un nuevo contrato no tenemos oferentes o comercializadoras para comprar y no sabemos qué hacer", argumentaron.

Aunque el último lugar donde se verá el faltante será en los hogares, "es incierto lo que va a ocurrir por no tomar las medidas necesarias para proveer de gas".